cubaism.com hotels - reserve un hotel en cualquier lugar de Cuba
English Español Français Русский Português Türkçe بهاس ملاي Cрпски Slovenščina Deutsch Dutch Hrvatski Italiano 한국어 日本語 简体中文 Український Polski României Latvijas Čeština عربى
Inicio :: Hoteles :: Mi cuenta :: Carro de Compras
Lobby, Hotel Velasco, Matanzas, Cuba
Hotel Velasco
Hotel Encanto Velasco
Hotel Encanto Velasco
Hotel Velasco, Coctel de Frutas Frescas
Excelente Coctel con Ron y Frutas Frescas
Hotel Velasco Suite, Balcón y Vista del Palacio de Gobierno
Velasco Suite y Palacio de Gobierno
Tren Eléctrico de La Habana a Matanzas en Casa Blanca, Estación
Tren de Hershey Habana - Matanzas en Casa Blanca
Restaurante en el Hotel Velasco
Hotel Velasco, Restaurante
Jose Luis Fernández Garcia hace un Coctel tan bueno, o mejor que cualquiera en Cuba
Bar de Jose en el Hotel Velasco
Hotel Velasco, Baño
Velasco, Baño
Jóvenes músicos practicando guitarra en el Parque de la Libertad frente al Hotel Velasco
Velasco, Parque y Guitarra Clásica
[+] Mas Fotos del Hotel...
[+] Mapa de la calle e imágenes de satélite
Compruebe las tarifas y disponibilidad Reserve este hotel ahora
Sobre Hotel Encanto Velasco
Encanto
Hoteles Centro de Ciudad
Hoteles Especiales de Nigel
Hoteles Históricos
Si usted está buscando un atractivo hotel boutique que esté perfectamente situado para disfrutar del centro de la ciudad de Matanzas, tendrá un momento memorable en el Hotel Encanto Velasco.

Una estancia en el Hotel Velasco es como retroceder en el tiempo con elementos coloniales impresionantes tales como: techos altos ornamentados, columnas de mármol y un bar muy bien diseñado. El hotel fue renovado en 2011 y ofrece una maravillosa mezcla de rasgos coloniales y neo-clásicos, además de las comodidades modernas. Frente a la plaza principal de Matanzas, Velasco se encuentra a sólo 50 metros del famoso teatro Sauto, uno de los tesoros de Cuba. También se sitúa a pocos pasos de la bahía de Matanzas y de numerosos bares y restaurantes.

El gran atrio en el centro del restaurante de Velasco ofrece una cómoda sensación de espacio, incluso en los días más calurosos además en el mismo se sirve comida de buena calidad a un precio razonable, aunque el desayuno puede ser bastante básico. El bar del Velasco es particularmente atractivo, con hermosos detalles en madera y un gran servicio por parte del personal. El café que ofrecen es algo que no debe perderse.

El Hotel Velasco no dispone de ascensor para que los huéspedes con problemas de movilidad puedan beneficiarse de las impresionantes vistas que ofrecen las habitaciones de la planta superior. Pero, sea cual sea su movilidad, si quieres un maravilloso entorno en una ubicación inmejorable, usted no encontrará ningún lugar mejor en Matanzas.
© 2014 Nigel Hunt
Aparcamiento
Bar del vestíbulo
Cafetería
Discoteca cercana
Edificio histórico restaurado
Hotel recientemente renovado
Internet en los ordenadores del hotel
Restaurante
Sala/bar de televisión (canales internacionales y vídeos)
Telefonía nacional e internacional
Terraza
Tiendas con artículos de primera necesidad, recuerdos y regalos
Voltaje 110/120
Detalles de la Habitación Estándar  
Tiene 17 habitaciones estandar con una comoda cama doble o dos camas iguales, TV, minibar y aire acondicionado. Las habitaciones son grandes y bien cuidadas con techos clasicos y modernos baños.
© 2014 Nigel Hunt
110 voltios
Agua caliente y fría
Aire acondicionado
Caja fuerte
Cuarto de baño
Dos camas
Servicio de habitaciones
Teléfono
Televisión por satélite
Guía a La Ciudad de Matanzas y Parque Río Canimar
Se dice que un grupo de soldados españoles fueron encarados durante un levantamiento aborigen y masacrados a las márgenes del Río Yumurí. Así comienza la historia de Matanzas: el título más expresivo de la toponimia cubana. La llamada ciudad de los puentes es una de las más encantadoras de la costa norte del país, tanto por sus valores arquitectónicos, como por su espíritu pasional y atrayente.

Matanzas es una ciudad portuaria de trazado rectilíneo uniforme, cuyo encanto colonial y arquitectura eminentemente neoclásica exteriorizan una personalidad única en su tipo. Además, la ciudad se enorgullece de ser la cuna de los ritmos más definitorios, si bien dispares, de la identidad musical cubana: el danzón y la rumba.

En 1693 llegaron las primeras familias con la encomienda dada por Carlos III de fundar el pueblo de San Carlos y Severino de Matanzas, de cara a la Bahía que atestiguaría en 1898 la primera batalla naval de la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana. El acto de fundación tuvo lugar en la Plaza de la Vigía, que a su vez se halla rodeada por muchas de las edificaciones más importantes de la ciudad debido a sus valores históricos y arquitectónicos: el Museo Histórico Provincial, la Catedral de San Carlos Borromeo, el Palacio de Justicia y el mítico Teatro Sauto que, terminado en 1863, se convertiría en un símbolo de la urbe.

Matanzas prosperó rápidamente y se convirtió en una de las ciudades más ricas de Cuba durante el siglo XVIII, en parte debido a sus muchos ingenios azucareros, tierras fértiles e importantes recursos hídricos. El territorio se encuentra bañado por los ríos Yumurí, San Juan y Canímar. Por esta razón se hizo necesaria la construcción de puentes, hasta llegar a un total de 21.

Durante el siglo XIX Matanzas consolidó su papel como centro cultural de importancia en el país, lo que le valió el nombre de Atenas de Cuba. En el mismo siglo XIX, más específicamente en 1879, fue que se exhibió por primera vez un danzón, mientras que en la barriada de Versalles los esclavos liberados, asociados en cabildos, sentaban con sus tambores los compases rítmicos de la rumba. Todavía hoy se celebra el Festival de la Rumba en Matanzas, en lo que constituye una de las festividades populares más coloridas e importantes de la ciudad, además de los carnavales.



También en el barrio de Versalles se sitúa la terminal del histórico Ferrocarril Eléctrico Hershey, único de su tipo en Cuba. Construido durante los años 1918-1921 por el magnate estadounidense Milton S. Hershey, el Tren Eléctrico, conocido popularmente como «el Tren de Hershey», contó en un inicio con 135km de vías, y cumplía con la importante función de conectar su ingenio azucarero con las ciudades de La Habana y Matanzas. Todavía hoy se encuentra activo, y recorre una ruta deslumbrante que comprende 47 paradas, a través del Valle de Yumurí, pasando por la provincia de Mayabeque, y hasta la terminal de Casablanca, en La Habana: un auténtico viaje en el tiempo.



En las inmediaciones de Matanzas se encuentra la reserva natural del Parque Río Canímar, un área diseñada por la naturaleza para el orgullo de los matanceros. Los paseos en bote por el río, la vida silvestre y el entorno pacífico e inmaculado, hacen que el parque sea un paseo preferido por los visitantes durante todo el año. Además, los dominios de Matanzas incluyen, a pocos kilómetros del centro de la ciudad, las cuevas de Santa Catalina, Saturno y Bellamar, la más extensa y hermosa, con 2500m de recorrido. Algo más, Matanzas es una parada inevitable para aquellos que pretendan conocer Cuba.
Más hoteles en La Ciudad de Matanzas y Parque Río Canimar:
Ventas en Reino Unido :: Audrey :: +44 20 7498 8555 ó 0800 298 9555
Ventas en EEUU & Ventas en Canadá :: Jeffery ó Bastien :: Llamada gratis 888 361 9555
Oficina de turismo en La Habana :: Idelsis :: +53 7 863 9555
(menos de 10 días)
Desarrollado por Bizloco eTravel System operado por Cubaism Ltd para cubaism.com
Cuba
© 2012 Nigel Hunt - Todos los derechos reservados