cubaism.com hotels - reserve un hotel en cualquier lugar de Cuba
English Español Français Русский Português Türkçe بهاس ملاي Cрпски Slovenščina Deutsch Dutch Hrvatski Italiano 한국어 日本語 简体中文 Український Polski României Latvijas
Inicio :: Hoteles :: Mi cuenta :: Carro de Compras
Guía de Viaje - Villa Clara, Cuba
La provincia de Villa Clara está ubicada en la región central del país, por lo que es una parada usual en las rutas de viaje. Además, ocupa un vasto territorio de notables atractivos naturales e históricos. Su territorio se define por las plantaciones de tabaco y la producción azucarera. El más importante destino turístico de la provincia es el pujante polo de los Cayos del Norte, que comprende fundamentalmente a Cayo Santa María, Cayo Las Brujas y Cayo Ensenachos, el más pequeño y privado de los tres.

Las excelentes condiciones de sus playas, los fondos para el buceo y la tremenda infraestructura hotelera, integrada armónicamente con el medio ambiente, hacen que este sea un destino de primer nivel dentro del país. La región es además el hogar de importantes colonias de flamenco e iguanas. Sin embargo, resulta trascendente por la enorme biodiversidad marina que acoge, como parte del ecosistema de Bahía de Buenavista, declarado por la unesco como Reserva de la Biosfera.

La provincia ostenta orgullosamente una de las cuatro universidades del país, la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, localizada en la ciudad de Santa Clara, que es la cabecera provincial. Por su parte, Santa Clara puede sorprender agradablemente al visitante por su intensa gestión cultural, así como por su dinámica vida nocturna.

Además, desde la trascendental batalla conducida en 1958 por el famoso guerrillero cubano-argentino Ernesto Che Guevara, la historia de esta ciudad quedaría indisolublemente ligada a la imagen del llamado «guerrillero heroico». Existen varios sitios importantes que testimonian la historia de una identificación entre esta ciudad y su principal figura heroica, siendo los principales el Memorial al Descarrilamiento del Tren Blindado y el Monumento a Ernesto Che Guevara.

En otro sentido, los célebres Baños de Elguea representan uno de los principales destinos para el turismo de salud en Cuba. Los poderes curativos de sus aguas termales, ricas en minerales, están cubiertos por la leyenda desde finales del siglo XIX. Otro sitio de necesaria mención es el encantador pueblo costero de Caibarién, donde se encuentran algunas ruinas poéticas de centrales azucareros y una impresionante colección de locomotoras en desuso. Además está el pueblo de Remedios, un sitio representativo de los más auténticos valores arquitectónicos coloniales. Remedios es la sede de las famosas y coloridas Parrandas, una de las festividades icónicas de la Isla.

También el escenario geográfico de Villa Clara resulta impresionante, sobre todo en la región de El Escambray, un importante conjunto montañoso que comparte con la provincia de Cienfuegos. En tal sentido, destaca el Embalse Hanabanilla, que por su singular locación entre las montañas es único en el país. En resumen, Villa Clara combina perfectamente el turismo de playa y ciudad con el de salud, en una experiencia siempre gratificante.
Baños de Elguea
Los Baños de Elguea, a 136km al noroeste de Santa Clara, es un centro de reposo que cuenta, según sus regulares, con aguas de poderes curativos y rejuvenecedores excelentes, de los más notables en América Latina. La razón fundamental de esto es su alto contenido de minerales, entre ellos cloro, sodio y sales de bromo, lo que contribuye a la salud general y a la calidad de vida; siendo prescritas, incluso, para la relajación, el estrés, la revitalización, problemas respiratorios, circulatorios y neurológicos.

La tradición de venir a aquí, con propósitos sanitarios, se remonta a 1860. Según cuenta la leyenda, el descubrimiento de las propiedades medicinales del lugar se efectuó cuando un esclavo, perteneciente a Don Francisco Elguea, se bañó en sus aguas mientras padecía una rara enfermedad en la piel. Al regresar el esclavo completamente sano, el conocimiento de los efectos milagrosos de estas se extendió por la zona y eventualmente, en 1917, se fundaría un pequeño hotel bajo el nombre de la familia Elguea.

Actualmente en este lugar se emplaza el Hotel & Spa Elguea, considerado uno de los más importantes de su tipo en el continente. Su centro termal, instalación modernamente equipada con una extensión de 1 300m2, brinda servicios a sus clientes para el cuidado de la belleza y de la salud, basados en el empleo de las aguas del balneario y de sus fangos medicinales.

Además, el hotel ofrece a sus huéspedes giras a sitios de interés histórico de la región y a los cayos del norte, bañados por magníficas playas. Estos factores, en conjunción con el agradable clima de la zona, hacen de los Baños de Elguea uno de los destinos preferidos por los turistas, donde estos pueden combinar, en armonía, vacaciones y salud.
Cayo Ensenachos
A solo 8km al este del pacífico pueblo de Remedios, comienza el pedraplén –especie de carretera estrecha hecha de piedras puestas como un dique– que conecta la costa de Villa Clara con una de las más hermosas cayerías para el turismo en Cuba. Cayo Ensenachos abarca un área total de poco más de 2km2, siendo el más pequeño de los tres cayos con hoteles en la región, por lo que se puede entender que es además el más íntimo y apacible.

Cayo Ensenachos se encuentra en la zona de mayor potencial turístico de Cuba en la actualidad, donde se ha desarrollado de manera muy cuidadosa una infraestructura planificada, con el propósito de no afectar las excepcionales condiciones naturales. Los Cayos del Norte de la provincia de Villa Clara comprenden una porción de la Reserva de la Biosfera de Buenavista, por lo que uno de los estandartes que exhiben sus hoteles es la integración armónica con el medio ambiente.

En este sentido, resalta el hotel Iberostar Ensenachos, considerado entre los mejores de Cuba por sus confortables instalaciones y servicio de lujo. El lema de «una isla, un hotel» no podría ser más expresivo, ofrece más de 500 habitaciones tipo bungalow de estilo colonial caribeño, y un régimen de todo incluido. Además, coordina expediciones de buceo, navegación y caminatas por las mejores playas de la zona: Playa Ensenachos y Playa El Mégano, verdaderos paraísos tropicales de arenas blancas y finas, con fondos claros y tonos de azul que varían en la distancia.

Los visitantes de Cayo Ensenachos pueden disfrutar además de programas turísticos orientados a la contemplación de la exuberante naturaleza, que incluye un sinnúmero de especies de extraordinario valor para la flora y la fauna cubanas, en uno de los entornos naturales mejor conservados del país. La vista de las playas comprendidas en Cayo Ensenachos es indescriptible. Nunca antes la idea de un paraíso ha tomado tanto sentido.
Cayo Las Brujas
Cayo Las Brujas, perteneciente al archipiélago de cayos e islotes conocido como Cayerías del Norte de Villa Clara, es uno de los espacios naturales más hermosos de la geografía cubana. Playas vírgenes de blanca y fina arena, en conjunción con magníficos arrecifes coralinos y una franja que funciona como refugio de la segunda fauna marina más diversa del mundo después de los arrecifes australianos conforman este paraíso tropical.

Sin lugar a dudas, se trata de uno de los destinos fundamentales de la pesca deportiva en el país por los grandes cardúmenes de sábalos, jureles, chernas, barracudas, así como de otras especies que abundan en la zona y que ofrecen una amplia variedad de captura. En la Marina Gaviota, por otra parte, se convida a los turistas a disfrutar de sus instalaciones y de otras actividades relacionadas con el mar como el snorkeling o las excursiones en catamarán, al abrigo del intenso azul del mar Caribe.

Villa Las Brujas, el principal recinto hotelero del cayo, está edificado sobre una formación rocosa que se levanta entre los manglares de la zona. Por su perfil ecológico, logra una magnífica compenetración con el entorno natural, lo que le brinda una atmósfera única, ampliamente agradecida por los huéspedes. Al final del complejo hay una bella franja de playa, despejada casi siempre por la pequeña cantidad de habitaciones del lugar. El cayo está a solo una hora de tierra firme, por lo que la estadía en este hotel asegura ratos de placentera contemplación paisajística y relajamiento, a una distancia corta de la agitada vida cultural de Villa Clara, y de su rico patrimonio natural e histórico.
Cayo Santa María
Toda la zona que ocupa Cayo Santa María es un reservorio notable de la fauna y la flora de Cuba, principalmente por la gran diversidad biológica que permiten sus mangles y por ser el hogar de grandes colonias de iguanas, gaviotas, flamencos rosados, y una tremenda variedad de aves en sentido general. Cayo Santa María se considera como parte del Archipiélago de Jardines del Rey, y está situado en el ecosistema protegido de la Bahía de Buenavista, declarada como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Sin embargo, lo más impresionante en su paisaje son las playas de arenas blancas, aguas cálidas y tonos de un azul tropical, que se extienden por más de 10km. Todo eso en la región de mayor potencial dentro de la actual oferta turística cubana.

A Cayo Santa María se accede por medio de una carretera de piedras a modo de rompeolas llamada pedraplén, que incluye 46 puentes para la circulación de las corrientes, y se extiende por una impresionante distancia de 48km. El Pedraplén, que mereció posteriormente un Premio Alcántara de ingeniería civil, es una obra monumental cuya consecución tardó diez años. La superficie total que abarca Cayo Santa María es de 13km2, lo que lo convierte en el más extenso de los cientos que hay en la región.

Las inmejorables condiciones naturales de sus playas han posibilitado la cimentación de una infraestructura hotelera de primera línea en Cuba, que todavía hoy continúa en desarrollo. En la zona destacan hoteles como el Meliá Cayo Santa María, el Meliá Las Dunas y el enorme complejo hotelero Barceló Cayo Santa María.

Además, Cayo Santa María incluye el Pueblo La Estrella, que funciona como sede de una feria de artesanía donde exhiben sus piezas artistas locales, sobre todo de Santa Clara, Remedios y Caibarién. También incorpora tiendas de souvenirs, spas, restaurantes, una bolera y un centro nocturno, visitado todas las noches por los vacacionistas alojados en los hoteles del propio cayo, así como de sus vecinos Cayo Las Brujas y Cayo Ensenachos. En un balance general, Cayo Santa María es una apuesta segura para quienes pretendan tomar una vacaciones paradisíacas de playa, sol intenso y aguas azules.
Manicaragua y Montañas del Escambray
El municipio de Manicaragua, perteneciente a Villa Clara, es el de mayor extensión territorial de la provincia, con unos 1066km2. Su nombre, que en lengua arahuaca significa «tierra de hombres valientes», ejerció como presagio de la rica historia que han protagonizado sus habitantes. En sus inmediaciones se realizaron varias de las primeras conspiraciones independentistas de la región, seguidas de una participación ejemplar en las guerras separatistas que vio Cuba en el siglo XIX. Esto ha dejado una huella considerable en sus centros urbanos, concretada en el Museo Municipal. En este se atesoran importantes objetos de valor histórico, en 7 salas de exposición, que recogen el amplio patrimonio socio-histórico de la zona.

Para los amantes del ecoturismo, una de las mejores opciones es el Embalse Hanabanilla, reserva natural de 36km2 que cuenta con el único lago de características intra-montañosas en el país. En este lugar, la pesca de la trucha constituye la actividad de mayor interés para los turistas, realizada desde la modalidad de «marca y libera».

Por otro lado, El Escambray es un macizo montañoso que integra una de las zonas más ricas de la región, desde el punto de vista paisajístico. Entre paradisíacos valles, tupidos bosques y altas montañas, el lugar ofrece al visitante la oportunidad de practicar el senderismo, la observación de aves y de los baños tonificantes en piscinas naturales de ríos y saltos de agua. Por la enorme extensión territorial del municipio, que comprende casi toda la porción sur de la provincia, podemos encontrar en sus inmediaciones una amplia gama de opciones de alojamiento. Una de las más cautivadoras es, sin lugar a dudas, el Hotel Hanabanilla, perfectamente integrado a la reserva natural homónima. Tranquilo durante las semanas, y movido al fin de estas, con la presencia de numerosos visitantes locales, el Hotel Hanabanilla permite a sus huéspedes disfrutar tanto de un descanso placentero como del eufórico y alegre carácter de los cubanos.

Playa Caibarien
El pequeño pueblo costero de Caibarién, por su olvidado puerto de pilotes ennegrecidos, la elementalidad de su vida marítima y su estado de decadencia constructiva predominante, conduce a una quietud espiritual sin paralelo, a una sensación poética de vacío, que, paradójicamente, es el signo último de su extraño atractivo. Todo el pueblo ilustra la historia del ascenso y posterior ocaso de la economía republicana en Cuba.

A sólo 9km del encantamiento colonial de Remedios, fue fundado el poblado de Caibarién, en el incierto año de 1841, y se convertiría, en poco tiempo, en uno de los principales puertos comerciales de la región. La actividad industrial de Caibarién, principalmente durante las últimas décadas del siglo XIX y hasta las primeras del XX, dejó varios testimonios sumamente expresivos: centrales azucareros que hoy en día son ruinas inspiradoras, donde todavía se oxidan enormes engranajes y otras piezas propias de la cultura material azucarera en Cuba; así como una colección de locomotoras clásicas, por lo común conocida como el Museo del Vapor. En este sentido, debe mencionarse además al Museo de la Agroindustria Azucarera, un excelente sitio para tomar fotografías, ya que se localiza en el más importante central de la región en el pasado.

Por su parte, la modesta Playa Caibarién es un sitio frecuentado por los pobladores de Santa Clara, Cienfuegos y Sancti Spíritus, durante el período estival. La playa posee un encanto rústico sin precedentes, potenciado por el sofocante clima veraniego de Cuba. Playa Caibarién es también el lugar en que está situado el complejo hotelero Brisas del Mar, de confortables instalaciones e inmejorable ubicación en primera línea de playa. La pesca y el turismo son las principales actividades económicas que ocupan a sus hospitalarios pobladores en la actualidad.

Toda la región está bendecida con una abundante fauna marina, y sus costas rocallosas son el sitio ideal para una enorme peregrinación de cangrejos cada año, lo que ha posibilitado que la cultura culinaria de Caibarién esté indisolublemente asociada a las especialidades del mar. Una tradición a la que también contribuyó el renombrado artista local Florencio Gelabert, conocido a partir de sus esculturas del Hotel Riviera, quién, en el año de 1983, emplazó la simbólica Estatua del Cangrejo a la entrada al pueblo.

Otros sitios de inevitable mención dentro de lo más destacado en Caibarién son: el Museo Municipal María Escobar, situado en la Plaza Central; y el Restaurante La Vicaria. Por otra parte, las parrandas de Caibarién ofrecen un espectáculo de colores y música cuyo enorme atractivo sólo es eclipsado por las de Remedios, que, indudablemente, son las más grandiosas de Cuba. Caibarién es también la antesala de los Cayos del Norte de Villa Clara; sin embargo, su autenticidad y la amabilidad de su gente van más allá de cualquier convencionalismo turístico.
Remedios
Fundado entre 1513 y 1524, Remedios, cuna de tradiciones y leyendas, es uno de los asentamientos más antiguos de la región. Esta condición, transparentada en cada uno de los recodos de su centro histórico, declarado Monumento Nacional desde 1980, le confiere una rica trayectoria histórico-cultural.

Su elemento más distintivo, sin lugar a dudas, son sus famosas Parrandas, festejos anuales a los que acuden personas de toda la isla. El renombre que han alcanzado estas festividades, mezcla eufórica de bailes y fuegos artificiales, es tal que, desde 1980, se estableció un museo destinado a salvaguardar su memoria. En él, a través de su colección de fotos, documentos, vestuarios y otras piezas, el visitante puede encontrar una de las representaciones gráficas y físicas más importantes del patrimonio cultural cubano.

Al caminar sus calles, bajo la sombra clemente de los grandes aleros de sus casas, el turista puede encontrar una plaza muy singular, única en Cuba que, resistiéndose a los patrones urbanísticos coloniales, cuenta con dos iglesias: la de Nuestra Señora del Buen Viaje y la Parroquial Mayor de San Juan Bautista. Esta última, verdadera maravilla del arte eclesiástico en la isla, atesora un enorme altar enchapado en oro y una escultura de la Inmaculada Concepción embarazada, única en el mundo.

Otro de los atractivos de la localidad es el Museo de Música Alejandro García Caturla, que, fundado en 1975, se dedica a preservar el quehacer artístico de este insigne músico cubano y a estimular el interés musical en la zona. La pobre infraestructura hotelera de Remedios se compensa con la calidad insuperable del Hotel Mascotte, una hermosa edificación que data de 1869. Con su estupenda colocación, en la misma plaza central, y la intimidad que posibilitan sus pocas habitaciones, esta es una maravillosa opción para los que deseen contagiarse del intenso dinamismo cultural de este lugar.
Santa Clara
Santa Clara pasa por ser una de las ciudades más discretas de Cuba desde el punto de vista arquitectónico. En tal sentido, sus mayores encantos radican en su gente amable, en sus mitos urbanos y en la interesantísima –dígase también diversa– vida cultural que amparan sus tranquilas y limpias calles. La ciudad de Santa Clara, capital de la provincia de Villa Clara, marca el centro de la Isla, por lo que constituye una parada primordial para aquellos que pretendan recorrer Cuba de punta a cabo.

Fundada en 1689 por varias familias que se evadieron de Remedios a causa de los constantes asedios de piratas, Santa Clara pronto se expandió y adquirió una relativa autonomía económica dentro de la región. Las principales edificaciones de valor histórico se encuentran en la periferia de su hermoso parque central, célebre además por su enorme glorieta. Este incluye los monumentos a Leoncio Vidal, por quien fuera nombrado como Parque Vidal, y a la benefactora y filántropa Marta Abreu, dos de las personalidades históricas más importantes de la región.

Otros edificios relevantes en las cercanías del Parque Vidal son: el Teatro La Caridad, que data de 1885 y que en su momento sería el tercero más grande del país; el Palacio Provincial; la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen que, construida en 1748, es la más hermosa y antigua de la urbe; el Museo de Artes Decorativas; y la Fábrica de Tabacos Constantino Pérez Carrodegua, donde se tuercen marcas de renombre mundial como Partagás, Montecristo y Romeo y Julieta.

En diciembre de 1958 el mítico guerrillero e idealista argentino Ernesto Che Guevara conduciría la Toma de la Ciudad de Santa Clara, una batalla fundamental para el posterior derrocamiento de Fulgencio Batista. Hoy en día, los visitantes pueden visitar el Memorial al Descarrilamiento del Tren Blindado, que conmemora la más decisiva y célebre escaramuza realizada por el Che en América. A partir de entonces la ciudad quedaría asociada con la imagen del conocido guerrillero.

Por su parte, el impresionante Monumento a Ernesto Che Guevara, obra de José Delarra, tiene su centro visual en una inmensa estatua de bronce, erigida en 1987, con lo que Santa Clara posee orgullosamente el mayor complejo monumental y museístico del mundo dedicado a la figura del guerrillero argentino. Este incluye un mausoleo donde, desde 1997, descansan los restos mortales del Che, así como de 17 de los hombres caídos junto a él en una apartada región de Bolivia.

La trepidante vida artística de la ciudad incluye conciertos y espectáculos en los parques, o en el centro nocturno El Mejunje, donde actúan artistas locales. El Festival de Rock-Metal se celebra cada año y es el más importante del país con relación a ese género musical. La vida nocturna de Santa Clara ofrece el genuino espíritu de entretenimiento diseñado por los cubanos para los cubanos, sin paliativos ni artificios turísticos, lo que configura una experiencia genuina. Es así que la ciudad extiende sus múltiples atractivos a los visitantes fascinados que cada año transitan sus calles.
Guía de Viaje por Provincia
Ventas en Reino Unido :: Audrey :: +44 20 7498 8555 ó 0800 298 9555
Ventas en EEUU & Ventas en Canadá :: Jeffery ó Bastien :: Llamada gratis 888 361 9555
Oficina de turismo en La Habana :: Idelsis :: +53 7 863 9555
(menos de 10 días)
Desarrollado por Bizloco eTravel System operado por Cubaism Ltd para cubaism.com
Cuba
© 2012 Nigel Hunt - Todos los derechos reservados