cubaism.com hotels - reserve un hotel en cualquier lugar de Cuba
English Español Français Русский Português Türkçe بهاس ملاي Cрпски Slovenščina Deutsch Dutch Hrvatski Italiano 한국어 日本語 简体中文 Український Polski României Latvijas Čeština
Inicio :: Hoteles :: Mi cuenta :: Carro de Compras
Guía de Viaje - Matanzas, Cuba
La provincia de Matanzas, con su privilegiado entorno natural y el encanto de sus profundas raíces africanas, se ha labrado una meritoria reputación entre el más exigente turismo internacional. Desde el siglo XIX ha constituido un importante enclave para la economía nacional, a razón de su enorme potencial turístico y al avance de su industria agropecuaria. Si bien en la actualidad funge como uno de los principales centros energéticos del país, gracias a la extracción de gas y petróleo, así como a la producción de energía eléctrica, tradicionalmente el cultivo de caña de azúcar ha sido su principal renglón económico.

Debido a esto, el gobierno colonial concentró grandes dotaciones de esclavos en sus predios, factor esencial en la conformación de la pintoresca idiosincrasia del pueblo matancero. La sangre caliente y la aguda noción rítmica legadas por el continente negro han encontrado en esta provincia su expresión más sublime: una tierra hecha para la rumba, que con su hipnótico retumbar de tambores seduce al más inconmovible visitante.

Los valores naturales más significativos de la región se localizan en la Ciénaga de Zapata, el mayor y mejor conservado humedal de todo el Caribe. La excelencia natural presente en sus distintivos ecosistemas, caracterizados por extensos manglares y llanuras pantanosas de gran diversidad naturales de fauna y flora, le otorga un lugar cimero entre los destinos ecológicos del país.

En sus inmediaciones se sitúa el Gran Parque Natural Montemar, declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la unesco en el 2001. Este reservorio natural aglutina más de 900 especies de la flora y es un importante hábitat para especies protegidas como el manatí, el cocodrilo cubano y el manjuarí, los representantes más autóctonos de la variopinta fauna cubana.

El principal atractivo turístico de Matanzas es Varadero, según muchos el mejor balneario del Caribe. La mágica conjunción de su fina arena y el delicado azul de sus cálidas aguas la han colocado como el segundo polo turístico de Cuba, solo detrás de La Habana. Bajo este condicionamiento, Varadero cuenta con la mayor infraestructura hotelera del país, que según cifras actuales asciende a más de 50 hoteles, ubicados en primera línea de playa o en zonas aledañas. Sus embriagadores paisajes marinos, poblados de bellas formaciones coralinas y coloridos peces, se hacen accesibles al turista en más de 20 sitios certificados para el buceo.

La ciudad cabecera, de nombre homónimo, debe al trazado rectilíneo uniforme de sus calles la categoría de primera ciudad moderna de Cuba. El encanto colonial de sus casonas, de eminente inspiración neoclásica, en consonancia con la personalidad afable y pasional de su gente, le confieren a su ambiente un temperamento sin parangón alguno en el panorama citadino del país.

Su situación geográfica, caracterizada por la presencia de varios ríos, motivó la construcción de múltiples puentes. Esta condición, que le ha valido el sobrenombre de «ciudad de los puentes», ofrece uno de los espectáculos urbanos más apreciados por los visitantes de Cuba. En fin, esta provincia de paradisíacas playas, exuberante floresta y pintorescas ciudades tiene las cualidades necesarias para asegurar una mágica y cautivante estadía.
Cárdenas
Cárdenas, situada en la parte septentrional de la provincia de Matanzas, cuenta, a pesar de su tardía fundación en 1828, con una rica historia que se remonta a la época precolombina. Si bien no constituyó un lugar de interés inmediato para los colonizadores europeos, durante el siglo XVIII se le consideró de vital importancia por sus potencialidades económicas, las cuales generaron un acelerado desarrollo que propició su definitivo establecimiento en la fecha citada.

Desde entonces sus habitantes han estado inmersos en todos los avatares históricos de importancia en Cuba, lo que no solo la ha colocado en un lugar cimero dentro de la historiografía cubana, sino que la ha ubicado como uno de los destinos fundamentales de la región. Denominada «Ciudad Bandera» y «Capital de las Primicias», la ciudad ha sido testigo de muchos hechos históricos y acontecimientos notables sin antecedentes algunos en el país: en 1847 se funda el primer museo de historia natural; en 1850 se iza por primera vez la bandera cubana; y en 1889 se inaugura el primer servicio de alumbrado público. Estas, y muchas más primicias que, según algunos historiadores, se remontan a cien, han hecho que cada uno de los espacios de Cárdenas contagien al visitante con la más orgullosa tradición cubana.

Andar sus calles, bajo el benevolente clima matancero, es encontrar a cada poco lugares donde la memoria de la nación se expone, a precios realmente módicos, ante el ojo curioso del turista. Entre estos resaltan el Museo Máximo Gómez, antiguo cuartel de caballería del ejército español, construido entre los años 1853 y 1856, que muestra, con sus piezas y documentos, la participación de los cardenenses en las diferentes etapas de lucha del pueblo cubano; el Museo a la Batalla de Ideas, inaugurado por Fidel Castro en el 2001, que, inspirado en el caso de Elián González, recoge las difíciles circunstancias de las relaciones Estados Unidos-Cuba; y por último, el Museo Municipal Oscar María de Rojas, que, en sus trece salas de exposición, cubre un amplio espectro de la historia cubana y mundial, con gran presencia de la numismática y la historia natural.

Para distraerse de la sobrecogedora presencia histórica que inunda todos los resquicios de la ciudad, sin perder el contacto con la cubanía implícita en ella, la mejor opción son las casas de alquiler particulares que tanto abundan. Así, tradición y memoria son los dos componentes esenciales de la fascinante atracción que ejerce Cárdenas en sus visitantes, convirtiéndola en un lugar ineludible para todo aquel que desee conocer sobre el pasado y la identidad del pueblo cubano.
Jagüey Grande
Jagüey Grande, situado en la parte centro-sur de Matanzas, justo a las puertas de la Península de Zapata, es uno de los destinos turísticos más visitados de la región. La actividad económica fundamental de la zona, con una impronta considerable en su gente, es el cultivo de naranjas y toronjas, que representa el 60% de la producción nacional. Así, 40 000 hectáreas de su territorio están cubiertas por cítricos, los cuales, en su mayoría, son procesados en la moderna planta «Héroes de Girón».

Otro factor de gran calado en la identidad de sus habitantes, siempre prestos a servir al visitante, es su profundo orgullo histórico. Esta región ha sido testigo de varios de los hechos más importantes de la historia de Cuba, siendo uno de los más polémicos, por el olvido en que cayó, el alzamiento insurreccional de febrero de 1869. Conocido por muchos como la Insurrección olvidada, este acontecimiento ha dejado una huella profunda en los locales, que intentan, con ahínco, salvaguardar este error historiográfico.

La fauna silvestre de la zona es abundante en especies, principalmente de aves, por lo que el avistamiento de estas se ha convertido en uno de los atractivos fundamentales del lugar. La importancia ornitológica de Jagüey Grande, que cuenta con más de 60 especies de aves, de las cuales 17 son endémicas, es reconocida en toda Cuba. Por otro lado, para los que deseen conocer la gesta revolucionaria, es necesario realizar una visita al Central Australia. Desde aquí Fidel Castro dirigió el contraataque que culminó con la derrota de los invasores que desembarcaron por Playa Girón, en 1961.

En la actualidad, en conmemoración a esto, se levanta un pequeño museo en la oficina que Fidel destinara para ello, cuya sola contemplación nos transporta a los hechos mismos. La mejor opción de hospedaje en la zona es el Motel Batey Don Pedro, diseñado para simular un asentamiento campesino. Sus 12 habitaciones, que brindan una gran confortabilidad al huésped, son idóneas para descansar tras un fatigoso paseo por esta maravillosa región.
La Ciudad de Matanzas y Parque Río Canimar
Se dice que un grupo de soldados españoles fueron encarados durante un levantamiento aborigen y masacrados a las márgenes del Río Yumurí. Así comienza la historia de Matanzas: el título más expresivo de la toponimia cubana. La llamada ciudad de los puentes es una de las más encantadoras de la costa norte del país, tanto por sus valores arquitectónicos, como por su espíritu pasional y atrayente.

Matanzas es una ciudad portuaria de trazado rectilíneo uniforme, cuyo encanto colonial y arquitectura eminentemente neoclásica exteriorizan una personalidad única en su tipo. Además, la ciudad se enorgullece de ser la cuna de los ritmos más definitorios, si bien dispares, de la identidad musical cubana: el danzón y la rumba.

En 1693 llegaron las primeras familias con la encomienda dada por Carlos III de fundar el pueblo de San Carlos y Severino de Matanzas, de cara a la Bahía que atestiguaría en 1898 la primera batalla naval de la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana. El acto de fundación tuvo lugar en la Plaza de la Vigía, que a su vez se halla rodeada por muchas de las edificaciones más importantes de la ciudad debido a sus valores históricos y arquitectónicos: el Museo Histórico Provincial, la Catedral de San Carlos Borromeo, el Palacio de Justicia y el mítico Teatro Sauto que, terminado en 1863, se convertiría en un símbolo de la urbe.

Matanzas prosperó rápidamente y se convirtió en una de las ciudades más ricas de Cuba durante el siglo XVIII, en parte debido a sus muchos ingenios azucareros, tierras fértiles e importantes recursos hídricos. El territorio se encuentra bañado por los ríos Yumurí, San Juan y Canímar. Por esta razón se hizo necesaria la construcción de puentes, hasta llegar a un total de 21.

Durante el siglo XIX Matanzas consolidó su papel como centro cultural de importancia en el país, lo que le valió el nombre de Atenas de Cuba. En el mismo siglo XIX, más específicamente en 1879, fue que se exhibió por primera vez un danzón, mientras que en la barriada de Versalles los esclavos liberados, asociados en cabildos, sentaban con sus tambores los compases rítmicos de la rumba. Todavía hoy se celebra el Festival de la Rumba en Matanzas, en lo que constituye una de las festividades populares más coloridas e importantes de la ciudad, además de los carnavales.



También en el barrio de Versalles se sitúa la terminal del histórico Ferrocarril Eléctrico Hershey, único de su tipo en Cuba. Construido durante los años 1918-1921 por el magnate estadounidense Milton S. Hershey, el Tren Eléctrico, conocido popularmente como «el Tren de Hershey», contó en un inicio con 135km de vías, y cumplía con la importante función de conectar su ingenio azucarero con las ciudades de La Habana y Matanzas. Todavía hoy se encuentra activo, y recorre una ruta deslumbrante que comprende 47 paradas, a través del Valle de Yumurí, pasando por la provincia de Mayabeque, y hasta la terminal de Casablanca, en La Habana: un auténtico viaje en el tiempo.



En las inmediaciones de Matanzas se encuentra la reserva natural del Parque Río Canímar, un área diseñada por la naturaleza para el orgullo de los matanceros. Los paseos en bote por el río, la vida silvestre y el entorno pacífico e inmaculado, hacen que el parque sea un paseo preferido por los visitantes durante todo el año. Además, los dominios de Matanzas incluyen, a pocos kilómetros del centro de la ciudad, las cuevas de Santa Catalina, Saturno y Bellamar, la más extensa y hermosa, con 2500m de recorrido. Algo más, Matanzas es una parada inevitable para aquellos que pretendan conocer Cuba.
Parque Nacional Península de Zapata y Playa Larga
La Península de Zapata, situada en el extremo sur de la provincia de Matanzas, con una extensión territorial de 4 520km2, es uno de los sitios más fascinantes de Cuba. El Gran Parque Natural Montemar, antes conocido como Parque Nacional Ciénaga de Zapata, que ocupa buena parte de la región, fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el 2001. Uno de sus principales valores, que le otorga un lugar cimero en el turismo ecológico nacional, es su humedal, considerado el mayor y mejor conservado del Caribe.

Su fauna, que trasciende las fronteras locales por su variedad y endemismo, incita la visita de cientos de turistas, sobre todo interesados en avistar una de sus especies más exóticas: el manjuarí, raro pez considerado por los especialistas como una reliquia histórica.

En la zona encontramos Playa Larga, ubicada al norte de la Bahía de Cochinos, lugar de la famosa victoria de Cuba sobre los invasores yanquis en 1961. Esta, además de albergar las mejores playas de la península, presume de varias de las mejores cuevas, destinadas al buceo, de todo el Caribe. El Criadero de Cocodrilos, donde el visitante, en un ambiente controlado, puede pasear entre excelentes especímenes de Crocodylus rhombifer y Crocodylus acutus –más conocidos por los nombres de cocodrilo cubano y caimán–, es uno de los principales atractivos del área.

Dentro de la zona Boca de Guamá, otro lugar cautivante es la Laguna del Tesoro, no solo por la leyenda que pesa sobre él, sino por la rica vegetación que lo rodea. Esta debe su nombre a que, según la tradición, los aborígenes que habitaban sus cercanías, sintiéndose amenazados por los conquistadores españoles, arrojaron en ella sus más preciadas riquezas. Hacia el este de la laguna podemos encontrar una réplica de una aldea taína –antiguos pobladores de Cuba–, formada por un conjunto de 25 esculturas, esculpidas por la prestigiosa escultora cubana Rita Longa, que representa la vida de este extinto pueblo en cada una de sus facetas. Justo al lado se encuentra Villa Guamá, la principal opción de alojamiento de la zona. Compuesta por 50 cabañas, repartidas entre 6 islotes, esta instalación permite disfrutar de una estancia placentera en extremo contacto con la naturaleza.
Playa Girón
Al este de la Bahía de Cochinos se encuentra Playa Girón, un resquicio de arenas blancas y fondos coralinos ubicado en la costa sur de la geografía cubana. La playa fue nombrada a partir del pirata francés Gilbert Girón, quien usaba la caleta como un refugio natural; aunque irónicamente sería también el sitio en que encontraría la muerte, según se narra en el largo poema épico Espejo de paciencia, de Silvestre de Balboa, considerada como la primera obra de la literatura cubana.

Colindante con la Ciénaga de Zapata, que por su parte es la mayor zona pantanosa de Cuba, esta región es conocida a lo largo del país y del mundo por haber sido uno de los escenarios principales de la llamada Invasión de Playa Girón en 1961, un ataque desafortunado llevado a cabo por 1500 exiliados cubanos patrocinados por la cia, con la finalidad de derrocar la administración de Fidel Castro. En el mismo año de 1961, a raíz de estos hechos, el gobierno de la República de Cuba estableció su tercera condecoración más importante, a la cual nombró Orden Nacional Playa Girón. Por estas razones fundamentales Playa Girón es, año tras año, uno de los destinos más comunes en los planes vacacionales de los visitantes de la isla.

El distrito incluye las modestas instalaciones tipo bungalow de Villa Playa Girón, el único hotel del lugar. Con un sistema de servicios del tipo todo-incluido, el hotel coordina recorridos históricos, así como actividades de buceo y snorkeling en los excepcionales paisajes subacuáticos de la Bahía de Cochinos y de su propia costa. Playa Girón permite además un acceso rápido para aquellos que deseen conocer otros sitios fascinantes de la región, como: Caleta Buena, Punta Perdiz, la Cueva de los Peces o la ilusión aborigen de Guamá.

Otras posibles actividades de interés incluyen una caminata por el sencillo y encantador pueblo, o una agradable comida en alguno de sus restaurantes particulares, así como la visita al histórico Museo de Playa Girón, cuyas vitrinas exhiben el más importante testimonio material sobre los co0mbates librados durante los fatídicos días de abril de 1961. Sin dudas, el significado histórico del área es impresionante, algo que unido a las condiciones favorables de su playa, bañada por las aguas siempre cálidas del Caribe, hace posible su innegable presencia dentro de los principales destinos turísticos de Cuba. De hecho, Playa Girón bien podría entenderse, simplemente, como la conjunción perfecta entre Historia y Naturaleza.
Valle de Yumurí
A solo 5km de la Ciudad de Matanzas descansa el Valle de Yumurí, uno de los parajes más hermosos de la pintoresca geografía de Cuba. Con un área total de 9 666 hectáreas, este valle atrae cientos de turistas por sus altos valores paisajísticos y naturales, lo que le ha valido, además, encontrarse dentro del sistema provincial de áreas protegidas. En sus inmediaciones el visitante puede hallar la Reserva Florística Manejada Tres Ceibas de Clavellinas, que tiene una gran connotación entre investigadores y naturalistas por su elevado endemismo: el 45,5% de las especies identificadas en la zona son endémicas.

Otro de sus atractivos son los numerosos restos arqueológicos, que, en un agradable contraste con la exuberante naturaleza del lugar, acompañan a los visitantes a recorrer el rico pasado histórico-cultural de la región. Este magnífico panorama se puede disfrutar, en su total dimensión, desde el Mirador de Bacunayagua. Este, localizado en una pequeña elevación, brinda también la posibilidad de admirar el puente homónimo, que, con sus 112m de altura y 313m de largo, se considera una de las siete maravillas de la ingeniería cubana.

El valle es una opción ideal para senderistas, los cuales no solo encontrarán rutas maravillosas dentro del atractivo paisaje rural de la zona, sino que podrán estar en contacto directo con las amables familias de los alrededores, siempre dispuestas a recibir al cansado caminante. Este tiene en los ríos Yumurí y Bacunayagua, que atraviesan el valle y desembocan en la costa septentrional del territorio matancero, una medio eficaz para, en sus cristalinas aguas, disfrutar de un refrescante baño. En el área, además, se encuentra el Hotel Casa del Valle, demandado por los amantes del turismo ecológico, dado el uso eficiente que realiza de las bondades naturales de su entorno.

Entre las numerosas actividades que este facilita las más solicitadas son las asociadas a su programa de salud, que van desde tratamientos contra la obesidad y el estrés, hasta terapias tradicionales. Todos estos elementos hacen del Valle del Yumurí un lugar ideal para que el turista pueda escaparse del bullicio de las ciudades vecinas y, en un verdadero remanso de paz, disfrutar de los más eximios placeres de la tierra cubana.
Varadero
Situado en la península de Hicacos, reconocida por sus magníficos paisajes naturales y por su rica diversidad, se encuentra Varadero, un verdadero paraíso tropical a 130km de La Habana. Considerado uno de los principales destinos turísticos de Cuba, cautiva a todos sus visitantes con las blancas y finas arenas de sus playas, que se extienden a lo largo de unos 22km. Sus aguas de un delicado azul, cálidas y transparentes todo el año, le han granjeado numerosos admiradores, que afirman, con pleno convencimiento, que es una de las playas más hermosas del mundo.

Entre los lugares ineludibles de Varadero está la Mansión Xanadú, situada en el peñasco de San Bernardino, uno de los parajes más paradisíacos de la península. El costo de esta residencia, al estrenarse en 1931, fue de 710 000 dólares –en pleno desplome de la economía mundial–, indicador del lujo exquisito de este inmueble, al cual se le añadiría un campo de golf de 18 hoyos.

El Parque Josone, pletórico de coloridos jardines que datan de 1940 y coronado con una majestuosa mansión neoclásica, es otra de las opciones más demandadas por turistas y nacionales; es usual presenciar en él «quinceañeras» –15 cumpleaños de las jóvenes cubanas–. Por último, es menester hablar de la Cueva de Ambrosio, descubierta en 1941, que, con sus 47 dibujos precolombinos, es uno de los principales depositarios del arte aborigen en Cuba.

En este territorio se encuentra una de las mayores infraestructuras turísticas de todo el país, la que cuenta con un número considerable de restaurantes especializados en comida criolla e internacional, snack-bars, tiendas y centros comerciales. Además, cuatro excelentes centros de buceo, que facilitan el acceso a los 21 sitios destinados para ello, ofrecen una inolvidable oportunidad, a los amantes de esta práctica, de disfrutar de los embriagadores paisajes marinos del área.

Entre estos centros sobresale el Barracuda Diving Center, que, junto a sus cursos especializados y para principiantes, maravilla a todos sus visitantes con las delicias de su Barracuda Grill, uno de los restaurantes de mariscos más populares de la zona. El turista, para su acomodo, tiene una amplia gama de ofertas de alojamiento, dado los más de 50 hoteles que, situados en primera línea de playa o en avenidas aledañas, permiten perderse en los exóticos placeres de la zona.
Guía de Viaje por Provincia
Ventas en Reino Unido :: Audrey :: +44 20 7498 8555 ó 0800 298 9555
Ventas en EEUU & Ventas en Canadá :: Jeffery ó Bastien :: Llamada gratis 888 361 9555
Oficina de turismo en La Habana :: Idelsis :: +53 7 863 9555
(menos de 10 días)
Desarrollado por Bizloco eTravel System operado por Cubaism Ltd para cubaism.com
Cuba
© 2012 Nigel Hunt - Todos los derechos reservados