cubaism.com hotels - reserve un hotel en cualquier lugar de Cuba
English Español Français Русский Português Türkçe بهاس ملاي Cрпски Slovenščina Deutsch Dutch Hrvatski Italiano 한국어 日本語 简体中文 Український Polski României Latvijas Čeština
Inicio :: Hoteles :: Mi cuenta :: Carro de Compras
Guía de Viaje - Holguín, Cuba
La provincia de Holguín es una tierra de marcados e intrigantes contrastes que se ha ganado un lugar preferencial en el turismo nacional y extranjero por su riqueza natural y holgada historia. En su extenso territorio, que representa el 8,6% de la superficie total del país, confluyen todas las tipologías paisajísticas que caracterizan a Cuba: amplias planicies, encumbradas sierras y litorales plenos de pintorescas playas. Tal diversidad de ecosistemas le otorga a la naturaleza holguinera una variedad y exuberancia sin precedentes en la geografía cubana, no en balde Colón la distinguió como la tierra más hermosa nunca antes vista al arribar a sus costas en 1492.

Para la conservación de dicho patrimonio, el gobierno local ha destinado cuantiosos esfuerzos y recursos, incentivando sobre todo la demarcación de áreas protegidas. Entre estos reservorios naturales de prístina belleza sobresale el Parque Nacional La Mensura, conformado por 5 300 hectáreas de formaciones vegetales únicas. Paradójicamente, Holguín es una de las zonas más industrializadas de la isla y su ingente producción anual aporta cerca del 20% de los ingresos económicos nacionales.

La costa norte de Holguín, con el encanto tropical de sus paradisíacas playas, es el principal atractivo de esta maravillosa región. Su particularidad, en consideración a otras riberas del archipiélago cubano, estriba en la mágica conjunción de colores que forman sus franjas de blanca arena y la verde vegetación circundante: un verdadero halago a la memoria visual del turista. Además, su plataforma marina cuenta con magníficas condiciones para el snorkeling y el buceo, actividades amparadas por una de las mayores infraestructuras náuticas del país. Playa Guardalavaca, considerada el tercer polo turístico de Cuba, es el más conocido de sus balnearios naturales. Más allá del indiscutido sortilegio de sus cálidas aguas, los visitantes de esta exótica plaza turística agradecen sus numerosos sitios de interés espeleológico y arqueológico.

Una de las cualidades intrínsecas de esta provincia es la tirante relación de tiempos históricos que prima en su panorama socio-cultural. El legado aborigen, como una de esas principales fuerzas, ha condicionado distintivamente al pueblo holguinero, dejando una huella irrecusable en su gastronomía y folklore. La causa principal de este profundo enraizamiento es la tardía desaparición de la comunidad indocubana en la zona, que, según algunos historiadores, se remonta a bien entrado el siglo XVI. Esta presencia se hace tangible en el enorme caudal arqueológico de la región, cuya mayor concentración se reporta en Banes, con más de 100 sitios registrados.

Las evidencias del descubrimiento, colonización y avasallador proceso de transculturación que sufrió la población indígena se exponen en el Museo Indocubano Baní y en el Chorro de Maíta, los dos museos más importantes de esta temática en toda Cuba. La ingente potencialidad turística que se derivan de esta, y otras características referidas, hacen de Holguín uno de los espacios más singulares de la nación cubana.
Alturas de Mayabe
Mayabe es un pequeño poblado rural a solo 8km de la ciudad de Holguín, caracterizado por la profusa cadena montañosa que define su horizonte. Esta región ha sido tradicionalmente estimada por la enorme diversidad florística que posee, así como por la belleza de su enclave natural, resultante de la complementación armónica entre un pacífico valle, lleno de bohíos y sembrados, y los verdes cerros conocidos como Alturas de Mayabe. La cima de estas elevaciones es el lugar de un excelso mirador que, a modo de balcón natural, permite percibir el verdadero espíritu de la vida campesina en el oriente cubano.

Alturas de Mayabe es un buen lugar para hallar un descanso necesario después de un agotador recorrido por la ciudad de Holguín y sus alrededores. El visitante puede encontrar su retiro ideal en las cómodas cabañas de estilo rústico que ofrece el Hotel Mirador de Mayabe. El hotel coordina actividades como paseos a caballos y excursiones por varias rutas que atraviesan los cerros circundantes, ubicados a más de 100m por encima del nivel del mar. Quizás, el mayor atractivo de este hotel sea la piscina, por su impresionante vista panorámica sobre el valle.

También se puede disfrutar de apetitosas especialidades criollas en el restaurante Taberna Pancho, un acogedor establecimiento que debe su nombre a una leyenda muy conocida en la región. La historia de Pancho, un burro bebedor de cerveza que cada tarde asistía a las tabernas en busca de su bebida preferida, es sin lugar a dudas una de las más singulares y pintorescas que recoge el folklor campesino en Cuba.

Indiscutiblemente, Mayabe es la región en que se produce la mejor cerveza del país, conocida comercialmente desde cuatro sellos principales: Cristal, Bucanero, Mayabe y Cacique, la marca más reciente de cerveza cubana. A la larga, Alturas de Mayabe transmite a sus visitantes una auténtica sensación de tranquilidad y plenitud espirituales.
Banes
El municipio Banes, situado en la zona norte de la provincia de Holguín, se encuentra entre los asentamientos humanos más antiguos del país. Sus profundas raíces históricas, en perfecta armonía con sus notables recursos paisajísticos y paradisíacas playas, hacen de este lugar uno de los destinos privilegiados del oriente cubano.

El enorme caudal arqueológico del territorio, perteneciente al pretérito cacicazgo taíno de Baní, permite una visión panorámica del fascinante pasado aborigen de la región. Así, la organización social de este enigmático pueblo, así como sus costumbres funerarias y su arte incipiente, pueden ser descubiertas por el visitante en más de 100 sitios arqueológicos registrados. Además, los amantes del turismo de playa no se sentirán defraudados: sus costas están adornadas por 8 playas de gran calidad, con capacidad para 27 000 bañistas.

El enorme valor patrimonial de esta localidad encuentra su mejor representación en dos bellísimas edificaciones: el Faro de Lucrecia y la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad. La primera, inaugurada en 1868 como guía de navegación del Atlántico, exhibe las características propias del más refinado neoclasicismo español. Mientras que la segunda, con su melancólica fachada románica y sus lúgubres ventanales góticos, fascina al turista por su exótica imbricación de estilos arquitectónicos.

El área acoge, además, una institución ineludible para los interesados en la cultura indígena taína: el Museo Indocubano Baní. Este pequeño centro, único de su tipo en Cuba y el Caribe, expone en sus 4 salas una excepcional colección de piezas de alta estimación entre los entendidos de la materia. Su artículo más preciado es el Ídolo de Oro, representación de la diosa de la fertilidad Atabey, que se encuentra entre los escasos 20 objetos de oro legados por los pueblos precolombinos de Cuba.

Entre las opciones de hospedaje sobresale el Campismo Puerto Rico Libre, un acogedor establecimiento que se encuentra enclavado en las cercanías de Playa de Morales, verdadera delicia tropical a solo 13km de Banes.
Cayo Naranjo
Cayo Naranjo, situado a 8km de Guardalavaca, es uno de los destinos ineludibles de la costa norte holguinera. La exuberancia natural de la región y la labor certera del hombre han logrado una comunión perfecta en esta pequeña isla, considerada uno de los destinos eco-turísticos más importantes del área. Cayo Naranjo es la pieza fundamental del Parque Natural Bahía de Naranjo, un verdadero paraíso ecológico de 1000 hectáreas de extensión territorial, cuyos recursos naturales han sido cuidadosamente protegidos.

En senderos como Las Guanas y Peñón-Conuco, esta magnífica condición ambiental se hace patente, propiciando a los turistas un recorrido único por las exquisitas formaciones vegetales circundantes. En su litoral, cubierto por extensos manglares y maniguas costeras, el visitante puede encontrar uno de los entornos paisajísticos más pintorescos de la geografía nacional.

La principal atracción de la zona es el Acuario Cayo Naranjo, el cual permite disfrutar de numerosos espectáculos y exhibiciones de especies marinas, desde su posición privilegiada en medio del mar. Delfines y leones marinos entrenados despliegan sus habilidades en estos espectáculos, para el encanto de jóvenes y adultos, e incluso comparten baños con los más valientes. Otras actividades de gran acogida entre los turistas son los paseos en bote por los distintos cayos e islotes integrados en el área.

El Hotel Villa Cayo Naranjo, también conocido como Bungalow Birancito, es una oferta de alojamiento exclusiva del Parque Natural Bahía de Naranjo. Esta pequeña casa de dos habitaciones, ubicada junto al acuario, recrea las costumbres del campesinado local mediante su apariencia rústica. Además, posee el especial añadido de contar con todos los equipamientos necesarios para los entusiastas de los deportes acuáticos.
Cayo Saetía
A 120km al sureste de Holguín, entre la Bahía de Nipe y el Océano Atlántico, se encuentra Cayo Saetía, uno de los parajes más singulares de la geografía cubana. 42km2 de tupidos bosques y abiertas llanuras, pletóricas de formaciones vegetales únicas, hacen de esta pequeña isla uno de los conjuntos paisajísticos más hermosos del país.

Al ser concebida como una reserva natural, cuenta con una biodiversidad florística y faunística notable, entre las que se incluyen numerosas especies en peligro de extinción. Más de 100 tipos de aves pueblan sus bosques, lo que la convierte en uno de los destinos más frecuentados por la comunidad ornitológica de Cuba.

No se sorprenda el visitante al encontrar cebras y camellos deambulando por el lugar, ya que, siendo una zona de caza durante las décadas del 70 y el 80, fue abastecido con 19 especies distintas de animales exóticos. Uno de sus principales atractivos son las 12 pequeñas playas de fina arena y aguas cristalinas que, con su mixtura pasmosa de colores, imprimen una huella profunda en la memoria afectiva y fotográfica de los vacacionistas. Además, la plataforma marina que rodea al cayo, abundante en bancos coralinos y peces tropicales, es muy favorable para las actividades subacuáticas.

El Hotel Villa Cayo Saetía, ubicado en sus inmediaciones, es una estupenda opción para disfrutar de los encantos naturales de este islote, sin renunciar a las más modernas comodidades. Esta pequeña instalación, compuesta por confortables cabañas de apariencia rústica, ofrece una amplia gama de servicios que incluye paseos en lancha y a caballo. Su principal atractivo, no obstante, es el restaurante La Güira: establecimiento que sirve carnes tan exóticas como la de antílope.
Ciudad de Holguín
La ciudad de Holguín, capital de la provincia homónima desde 1976, es uno de los destinos urbanos más frecuentados por el turismo nacional y extranjero. Su casco histórico, identificado por la rigurosa conservación de su patrimonio arquitectónico, seduce al visitante con la inconmensurabilidad de su pasado.

Así, el espíritu colonial vigente en los amplios ventanales abalaustrados de sus casas, coronadas por nostálgicos techos acanalados, le confiere un ambiente único a sus calles. El rasgo más distintivo de su trazado urbano es el amplio sistema de plazas y parques que lo caracteriza, lo que le ha valido el sobrenombre de «Ciudad de los Parques». Tradicionalmente, los parques de la ciudad han sido los principales puntos de reunión de la ciudadanía holguinera, y en ellos la identidad local se revela de forma expresiva para beneplácito del turista.

Cada mayo, la ciudad auspicia uno de los festivales más coloridos y alegres de toda Cuba: las Romerías. Conjugando tradición y modernidad, entre comidas autóctonas e hipnóticos ritmos, esta fiesta aúna a lo más representativo de la cultura nacional.

Uno de los principales focos de interés dentro de la trama urbana de la ciudad es, sin lugar a dudas, el Parque Calixto García Íñiguez. Construido en 1719 como Plaza de Armas, este nuclea a su alrededor los principales edificios culturales y comerciales de la urbe. En el costado norte del parque se encuentra La Periquera, antiguo cuartel del ejército colonial español, estrechamente ligado a los avatares históricos de la zona. Este bello inmueble neoclásico acoge en la actualidad al Museo de Historia Provincial, el cual expone, en sus numerosas salas, una valiosa colección de piezas y documentos que remiten al pasado precolombino y colonial de la región.

El lugar más conocido de la localidad es la Loma de la Cruz, pequeña elevación situada al norte de la ciudad, marcada por hechos inauditos e intrigantes leyendas. Ya en su cima, a 261m sobre el nivel del mar, es posible disfrutar una de las vistas más espectaculares de Holguín.

Una de las mejores opciones para el hospedaje en el área es el Hotel Pernik, favorecido por los turistas dado su cercanía al centro de la ciudad. Sus habitaciones, confortables y económicas, exhiben agradables frescos en sus paredes, de la mano de los más encumbrados artistas locales.
Gibara
Gibara o «La Villa Blanca», como muchos la llaman, es una pequeña localidad al noroeste de Holguín, que atesora uno de los centros históricos más notables del siglo XIX cubano. La exuberancia paisajística de su bahía y las siluetas brumosas de las elevaciones circundantes ofrecen uno de los espectáculos urbanos más hermosos del país. Caracterizada en la etapa colonial por un desarrollo marítimo acelerado y por el hostigamiento continuo de piratas, los españoles levantaron en sus inmediaciones un rosario de fortines que aún acompañan al transeúnte.

Su núcleo histórico posee una morfología urbana única que, en la exótica mixtura de estilos arquitectónicos, testimonia el espíritu cosmopolita de sus habitantes. No es extraño encontrar una casa que, respondiendo a los códigos compositivos del neoclásico, presente arcos trilobulados de influencia morisca y los típicos balcones curvilíneos del art nouveau. Cada abril, la ciudad auspicia el Festival Internacional del Cine Pobre, uno de los eventos cinematográficos más prestigiosos y seguidos de Latinoamérica. Destacados artistas del ámbito nacional e internacional se dan cita en él para mostrar un cine que, con un bajo presupuesto, exhibe un alto valor estético y una calidad insuperable.

Uno de los principales atractivos de Gibara es su litoral, surcado por pequeñas y pintorescas playas que aportan un refrescante matiz tropical al variopinto paisaje de esta zona. Playa Blanca, situada en el otro extremo de la bahía, es la más visitada por los lugareños, dado sus cálidas y tranquilas aguas azules. Por otro lado, el Museo de Historia Municipal y el Museo de Artes Decorativas, enclavados en una majestuosa mansión colonial que data de 1872, permiten al turista admirar el abultado patrimonio cultural e histórico de la región.

El último, depositario de una colección que cuenta con más de 800 piezas, es una de las instituciones más importantes de su tipo en el país. Una de las principales opciones de hospedaje en el área es el Hotel Buena Vista, un pequeño e íntimo establecimiento que encanta a sus huéspedes con la calidad de su servicio y la confortabilidad de sus habitaciones. A este se le suma el Hotel Ordoño, emplazado en un magnífico inmueble que fue inaugurado por primera vez en 1900. Siendo restaurado recientemente, tiene una gran aceptación entre los turistas por su marcada arquitectura neocolonial y las espectaculares vistas que posibilita.
Moa
El municipio de Moa, situado al nordeste de la provincia de Holguín, es el escenario de una de las contradicciones más atractivas de Cuba, ya que siendo uno de los centros neurálgicos de la industria nacional, posee una de las riquezas naturales más notables de la isla. Su fundación tardía, que se remonta a las primeras décadas del siglo XX, no impidió su acelerado crecimiento urbanístico, favorecido por la incipiente explotación niquelífera.

El asentamiento de diversas compañías mineras estadounidenses marcó distintivamente la tipología arquitectónica de la ciudad, típica del oeste norteamericano. El visitante encontrará fascinante esta singular concepción urbana, rico testimonio del impetuoso desarrollo económico de la localidad y del arduo proceso de transculturación que sufrió su gente.

La institución que atesora el mayor caudal patrimonial de Moa es el Museo Municipal, visita ineludible para extranjeros y nacionales. Este centro polivalente brinda una visión única de la evolución social del área, expresada desde dimensiones históricas, artísticas, religiosas y etnográficas.

La zona montañosa de este municipio ocupa un 50% de su extensión territorial, encontrándose, gran parte de ella, dentro del Parque Nacional Alejandro de Humboldt. Esta área natural protegida, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, presenta los mayores índices de biodiversidad y endemismo de las Antillas. Más de 200 especies endémicas, muchas de ellas exclusivas de la región, colocan a Moa dentro de los destinos naturales más frecuentados en el país.

Unido a esto, la magnífica conjunción de tupidos pinares y espectaculares cascadas que caracterizan sus bosques, lo convierten en uno de los paisajes más fascinantes y contemplativos de la naturaleza cubana. El Hotel Miraflores, ubicado al oeste de la ciudad, es la mejor opción de hospedaje en el área. Esta pequeña instalación hotelera permite explorar todos los sitios de interés turístico de Holguín, gracias a sus localización en el esquema de rutas de la región.
Pinares de Mayarí
Pinares de Mayarí, situado en el Este de la provincia de Holguín, es uno de los parajes naturales más pintorescos de la geografía cubana. Su abundante vegetación tropical y tupidos pinares, refugio de un patrimonio natural inigualable, lo convierte en uno de los destinos ecológicos más frecuentados en el país. Tanto nacionales como extranjeros quedan anonadados con su riqueza paisajística, la cual presenta una diversidad notable de ecosistemas.

El Parque Nacional La Mensura, comprendido en sus inmediaciones, alberga más de 100 especies de plantas endémicas en sus 5 300 hectáreas. La fauna de aves, a pesar de los intensos procesos migratorios, es una de las más variadas de Cuba, con más de 300 especies distintas. Esto hace que la actividad fundamental en el área sea el avistamiento de aves, siendo la bijirita azul, la candelita y la señorita de monte las especies más comunes.

El principal atractivo de la zona es el Salto del Guayabo, una auténtica maravilla natural, considerado el mayor salto de agua del país por su caída de más de 100m. Otro importante sitio es el conjunto cavernario conocido como Farallones de Seboruco, debido a sus valores arqueológicos y espeleológicos. La trascendencia científica y cultural de los farallones se debe a las pictografías aborígenes en sus cuevas, que representan las manifestaciones artísticas más antiguas de la nación, según los especialistas.

La principal opción de hospedaje en el área es Villa Pinares de Mayarí, una modesta instalación compuesta por más de 20 cabañas rústicas de apariencia exótica. Emplazada en el corazón del Parque Nacional La Mensura, la villa permite a sus huéspedes disfrutar de los encantos naturales circundantes. Además, al encontrarse situada en una elevación a más de 600m sobre el nivel del mar, ofrece una de las vistas más espectaculares de la región.
Playa Esmeralda
El litoral norte de Cuba se encuentra poblado por numerosas playas de blanca y fina arena, y Playa Esmeralda es una de las más cautivantes de todas. Este pequeño paraíso tropical, de apenas 900m de largo, se encuentra ubicado en la franja costera del estuario Ciego Caleticas, a solo 5km de Guardalavaca. Playa Esmeralda debe su nombre a las aguas de verde intenso que bañan su arena, siempre cálidas y claras, sin importar la estación del año. Si bien es un sitio ideal para tomar el sol, se encuentra flanqueado por acantilados, laderas empinadas y numerosas especies vegetales, que brindan una acogedora sombra cuando el calor se hace más agobiante.

Playa Esmeralda no es de acceso público, a diferencia de otros balnearios de la zona, por lo que se necesita ser huésped de alguno de los tres hoteles circundantes para disfrutar de sus encantos tropicales. A una corta distancia de la costa hay hermosas formaciones coralinas que atraen anualmente a cientos de amantes del buceo y el snorkeling.

Además, la infraestructura hotelera brinda los equipamientos necesarios para realizar otras actividades acuáticas como el windsurf y la navegación a vela. Una de las cualidades de Playa Esmeralda más celebrada por los turistas es su accesibilidad, ya que no solo está conectada a las principales vías de la zona, sino que se encuentra a solo 72km del importante Aeropuerto Internacional de Holguín.

La principal opción de hospedaje en el área es el Meliá Paradisus Río de Oro, considerado por muchos entre los mejores hoteles de Cuba. Esta lujosa institución, consecuente con su entorno natural, encanta a sus huéspedes por la abundancia y calidad de sus servicios. Además, por su posición preferencial en este paradisíaco ambiente tropical, asegura una experiencia única al turista, el cual se encontrará colmado por las más placenteras comodidades.
Playa Guardalavaca
Playa Guardalavaca, ubicada a 54km al noreste de Holguín, es uno de los balnearios más pintorescos y frecuentados del Caribe. El almirante genovés Cristóbal Colón, quien desembarcara en sus cercanías, captó como ningún otro el idílico paisaje de este litoral al catalogarlo como la tierra más hermosa nunca antes vista.

Su rico potencial turístico, que cuenta con la exótica conjugación de sitios de interés espeleológico, arqueológico y natural, la ha colocado como el tercer polo turístico de Cuba, solo detrás de La Habana y Varadero. El azul intenso de sus cálidas aguas, siempre tranquilas y al resguardo natural, propiciado por monumentales barreras coralinas, le han valido la admiración del más exigente turismo internacional. Su rasgo distintivo, en comparación con otras playas del territorio insular, es la exuberante vegetación que cerca toda su franja de arena.

A 200m de esta se encuentra un extenso arrecife que, con más de 32 sitios de buceo certificados, encanta a los amantes de esta práctica con sus bellas formaciones de corales y la tremenda biodiversidad de su entorno marino. Dentro de la infraestructura creada para tales propósitos sobresale el Eagle Ray Marlin Dive Center, eficiente centro que organiza numerosas excursiones y actividades subacuáticas.

En Guardalavaca, la industria hotelera ha alcanzado un gran desarrollo, contando en la actualidad con más de 4000 habitaciones de prestigiosa calidad e indiscutible confort. Una de las mejores opciones es el Hotel Club Amigo Atlántico-Guardalavaca, preferido por las familias, dado su extenso programa de actividades infantiles.
Playa Pesquero
Ubicada en un remanso de paz de la costa norte de Cuba, Playa Pesquero conforma uno de los más hermosos paisajes de la provincia de Holguín, y parece resumir el concepto clásico de sol, arenas doradas y aguas azules y cálidas. Todo el litoral en que se localiza Playa Pesquero es conocido por sus particularmente brillantes tonos de azul y la calidez de sus aguas, así como por sus fondos marinos, convenientes para la práctica del snorkeling.

La región integra cuatro hoteles de cómodas instalaciones, diseñadas para el relajamiento absoluto, e integradas armónicamente al paisaje costero. Destaca entre estos el colosal Hotel Playa Pesquero, por la calidad del servicio, el confort de sus habitaciones, su amplia piscina y las magníficas áreas de jardines estilo japonés, con estanques de coloridos peces. El hotel resulta ideal para los recién casados y las parejas, por su ambiente romántico y los encantadores atardeceres de frente al mar. Además, cuenta con un club náutico que contribuye al disfrute de la zona de playa.

Playa Pesquero también hace posible el contacto directo y descontaminado con la naturaleza, ya que a pesar de la enorme infraestructura turística que presenta la región, en sus cercanías se localizan dos reservas naturales de importancia dentro de la provincia de Holguín: el Parque Nacional Bahía de Naranjo y el Bioparque Rocazul, a las que pueden acceder los entusiastas del ecoturismo. Otra actividad de importancia es el buceo, posibilitada por la belleza de los fondos marinos del lugar. Playa Pesquero, en fin, hace posible unas vacaciones idílicas bajo el intenso sol del Caribe.
Playa Yuraguanal
La encantadora Playa Yuraguanal ha pasado un tanto desapercibida ante la más publicitada playa de Guardalavaca, el polo más desarrollado de la provincia para tales fines. Precisamente por ese motivo, Playa Yuraguanal, con sus 800m de extensión, pasaría por ser una de las menos concurridas del hermoso litoral norte de la provincia de Holguín. Sin dudas, el lugar posee los irresistibles encantos de la privacidad y el descanso apacible.

A solo 53km de la cabecera provincial, Playa Yuraguanal se encuentra en un entorno de abundante vegetación y colorido natural, invariablemente elogiado por los visitantes del lugar. El área en que se incluye la playa está rodeada por singulares elevaciones montañosas, lo que le brinda un atractivo adicional a su paisaje costero.

Además, Playa Yuraguanal, por su cercanía con la reserva natural de Bahía de Naranjo, alberga un importante ecosistema, al cual se integra armónicamente el Hotel Occidental Grand Playa Turquesa, único en este distrito. El Playa Turquesa funciona bajo el régimen de todo incluido, y exhibe, entre sus principales atributos, las confortables habitaciones estilo villa, varios restaurantes a la carta, una mesa buffet, una limpia y hermosa piscina, así como un apreciable club de deportes. El hotel, por su ambiente romántico y la belleza poética de su enclave natural, es recomendado para recién casados, amantes y parejas en sentido general.

Por su parte, la paradisíaca zona de playa es el atractivo por el que apuesta la mayoría de los huéspedes del Hotel Playa Turquesa. La arena blanca y fina, las aguas cálidas del Caribe, los tonos de un azul tropical nunca antes visto y el aire descontaminado del campo cubano le confieren a Playa Yuraguanal una categoría verdaderamente notable dentro del esquema turístico de la provincia de Holguín.
Rafael Freyre
Según aseguran los expertos, el primer encuentro entre la expedición de Cristóbal Colón y los primeros pobladores de Cuba ocurrió en las inmediaciones del actual distrito de Rafael Freyre. El 28 de octubre de 1492, día de su desembarco, el célebre almirante genovés escribiría en su diario de navegación que «nunca tan hermosa cosa vido, lleno de áboles, todo cercado el río, fermosos y verdes y diversos de los nuestros, con flores y con su fruto, cada uno de su manera.» Sin duda alguna, esta primera descripción, más allá de lógicos escepticismos históricos, bien podría caracterizar la belleza y la exuberancia natural de esta región, zona de antiguos asentamiento aborígenes.

El encantador poblado de Rafael Freyre es también la cabecera de uno de los 14 municipios de Holguín, y se caracteriza por la belleza de su paisaje costero y rural, el cual exhibe un distintivo enclave montañoso y la condición prístina de sus encantadoras playas. El poblado de Rafael Freyre, también conocido en los mapas con el nombre de Santa Lucía, es el hogar de gente sencilla y hospitalaria. Además destacan las comunidades de Fray Benito, Potrerillo y Bariay. En esta última se encuentra el Parque Nacional Monumento Bariay, cercano a las hermosas franjas costeras de Playa Blanca y Playa Pesquero Viejo.

El parque conmemora el presunto encuentro entre dos culturas, e incluye una atractiva feria de artesanía, restos constructivos de una fortaleza española del siglo XIX, un discreto museo arqueológico y reconstrucciones de varias cabañas aborígenes. Otra atracción de significancia en la región es la Silla de Gibara, una singular formación montañosa en forma de montura que, además de su atrayente aspecto, acoge una confortable base de campismo.

Para el hospedaje, además de las iniciativas locales de varias casas particulares, está la Villa Don Lino que, sin grandes pretensiones, puede proporcionar una estancia agradable a sus huéspedes. Por otra parte, la villa incluye una hermosa zona de playa de cálidas aguas azules y arenas finas. El distrito de Rafael Freyre es uno de esos destinos en que la vida rural y el eco-turismo se amalgaman con la modalidad tradicional de sol intenso y playas azules.
Guía de Viaje por Provincia
Ventas en Reino Unido :: Audrey :: +44 20 7498 8555 ó 0800 298 9555
Ventas en EEUU & Ventas en Canadá :: Jeffery ó Bastien :: Llamada gratis 888 361 9555
Oficina de turismo en La Habana :: Idelsis :: +53 7 863 9555
(menos de 10 días)
Desarrollado por Bizloco eTravel System operado por Cubaism Ltd para cubaism.com
Cuba
© 2012 Nigel Hunt - Todos los derechos reservados